Nadar junto a un tiburón blanco sin medidas especiales de protección permite a la oceanógrafa española Gádor Muntaner derribar mitos en torno a los escualos.

Además su objetivo va más allá, pues también busca documentar la verdadera personalidad de unos animales a los que considera "incomprendidos" y ve "imprescindibles" para los ecosistemas marinos.

Del mismo modo que los perros de las denominadas razas peligrosas no suponen una amenaza "si uno sabe interpretar su lenguaje corporal", tiburones como el blanco o el toro ofrecen su lado más "amable" ante el buceador experimentado, ha explicado en una entrevista.