El gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que Puebla se alineará al “Semáforo Covid-19” del gobierno federal, pero tendrá un sistema de monitoreo regional, ya que consideró que la entidad no puede ser considerada como “uniregional”.

En su conferencia de prensa virtual, el mandatario explicó que Puebla cuenta con varias regiones y que cada una presenta condiciones distintas respecto a contagios y propagación del coronavirus.

Ejemplificó que la zona conurbada a Puebla capital debe considerarse en rojo, porque acumula hasta un 70 por ciento de los casos acumulados, mientras que Teziutlán y la zona norte está en amarillo, por lo que debe tratarse de diferente manera.

“Tenemos que ajustarnos a un acuerdo nacional, porque somos parte de una estrategia nacional, si la Federación dijo que un solo semáforo, ese será, pero nosotros tenemos nuestro monitoreo regional para ir determinando nuestras acciones”, sostuvo.

Refirió que fue un acuerdo entre la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) y la secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, en la reunión del martes, que exista solo el Semáforo federal, por lo que seguirán dicho mecanismo.

Indicó que en un principio se había pensado que Puebla tuviera su propio sistema basado en 22 regiones, pero se hicieron ajustes y sólo son seis zonas porque no es práctico contar con demasiada información, dado que cada semana se van a dar a conocer los datos a través de una página de internet.

“No vamos a desatender, no vamos a crear una ruta distinta, el único semáforo es el federal, así como está propuesto y apegado, pero como lo hablan los propios responsables de este método, no podemos ser vistos como uniregional”, pronunció.