“Duele la muerte de nuestros compañeros y por eso estamos obligados a seguir”, esa fue la consigna de la mega movilización en el municipio de Cuetzalan del Progreso que realizaron organizaciones que condenaron los dos asesinatos en menos de 15 días de defensores del territorio, opositores a planes extractivos y energéticos, conocidos como “proyectos de muerte” en las sierras poblanas.

Tras asesinato de los defensores del territorio de Adrián Tihuilit y Manuel Gaspar; y la impunidad en la que continúa el crimen de Antonio Esteban Cruz ocurrida en 2014, pobladores se movilizaron para exigir justicia y el esclarecimiento de los crímenes ocurridos contra ambientalistas opositores a proyectos energéticos.

Esta mañana, integrantes Movimiento Independiente Obrero Campesino Urbano y Popular organización integrante de Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional, MIOCUP CNPA MN, el colectivo Tosepan y el Consejo Tiyat Tlaly, realizaron una mega movilización en Cuetzalan del Progreso para denunciar a su paso la impunidad

Tras una marcha cientos de pobladores integrantes de organizaciones y colectivos defensores del territorio cancelaron la construcción de la Subestación de la Línea de Alta Tensión que va de Ayotoxco a Cuetzalan, proyecto por el que asesinaron a los ambientalistas Manuel Gaspar y Antonio Esteban Cruz.

En su recorrido, los manifestantes realizaron un mitin frente al motel Quetzal donde fue encontrado el cuerpo de Manuel Gaspar el pasado 14 de mayo y reclamar el crimen públicamente.

“El asesinato de Manuel no es un asesinato común, las marcas del compañero muestran que fue asesinado con saña, sus cicatrices dejan ver la intención de infligir miedo y terror a la familia y a luchadores sociales. No es un caso sólo de Cuetzalan, estas muertes se replican en el estado. El dolo es una advertencia para que nos inmovilicemos, apenas ayer nos enteramos del asesinato de Adrián, nos están cazando, pero no podemos dar marcha atrás, tenemos que dar la lucha para defender el territorio y denunciar con miedo o sin él. Nos duele la muerte de nuestro compañero y por eso estamos obligados a seguir”, reclamó un integrante del MIOCUP.

Al cierre de esta edición, la movilización de medio millar de habitantes de la Sierra Norte llegó al centro de Cuetzalan donde la exigencia de justicia y verdad también por la ejecución extrajudicial de Meztli Sarabia, hija de Rubén Sarabia “Simitrio”, líder de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 de Octubre”.

Ayer, con un disparo en la cabeza, ayer fue hallado el cuerpo de Adrián Tihuilit, defensor de los bienes comunales de San Juan Tahictic, comunidad en la que se ha emprendido una fuerte oposición a la construcción de la hidroeléctrica Gaya en la afluente del río Apulco.

La Ejecución de Antonio Esteban Cruz forma parte del informe Global Witness que ha documentado que México es el cuarto país más peligroso para ecologistas al enfrentar a gobiernos y empresas que robaron sus tierras y dañaron el medio ambiente, y por denunciar las prácticas corruptas e injustas que lo permitieron.

Antonio Esteban Cruz, reconocido como el primer opositor a la Hidroeléctrica en las inmediaciones del río Apulco en Cuetzala, fue asesinado con 4 balazos al salir de su casa en junio de 2014, su ejecución a la fecha continúa impune.