Al menos 17 personas murieron en un incendio en un hotel de Nueva Delhi el martes por la mañana, según dijeron autoridades de la capital india, en un siniestro que genera dudas sobre los estándares de seguridad en hoteles económicos sujetos a una regulación deficiente.

Las inspecciones frecuentes de autoridades civiles para hacer cumplir los códigos de construcción, las medidas de seguridad contra incendios y los procedimientos de evacuación no han logrado frenar los incumplimientos en una ciudad en rápida expansión donde viven más de 18 millones de personas.

“Diecisiete personas ya no existen, murieron por asfixia, no por el fuego”, dijo el director adjunto de bomberos Virendra Singh, que agregó que rescataron a 35 personas.

La mayoría de las víctimas estaban durmiendo cuando se desató el incendio, que se cree que fue causado por un cortocircuito, según medios de comunicación.

Entre los muertos había una mujer y un niño que habían intentado escapar saltando desde una ventana del quinto piso del hotel de 65 habitaciones en el distrito comercial de Karol Bagh, algunos de ellas reservadas para la celebración de una boda.

El ministro de desarrollo urbano de Delhi, Satyendar Jain, dijo que puede haber habido negligencias de las autoridades al hacer cumplir las leyes de construcción. “Hay un caso claro de negligencia aquí”, agregó.

A pesar de que la ley limita la construcción a solo cuatro pisos, el hotel tenía un quinto piso, como algunas otras estructuras cercanas, dijo Jain, quien señaló otras irregularidades.