Con la finalidad de reconocer el rol crítico de las mujeres en el ámbito científico-tecnológico, además de impulsar la equidad de género, se realizó en la Facultad de Ingeniería de la BUAP el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

La celebración, de acuerdo con la doctora Patricia Martínez Vara, investigadora de esa unidad académica, tiene el objetivo de “romper” con la idea de que únicamente los hombres pueden estudiar carreras científico-técnicas, así como impulsar que más mujeres y niñas dediquen su vida a la ciencia, donde a nivel mundial existe poca paridad de género.

“De todos los científicos que existen en el mundo, solo 30 por ciento son mujeres; esto se debe en gran parte a cuestiones de género, influencia familiar, marginación y a la idea de que si eres mujer debes estar en casa”, dijo.

Por su parte, la doctora Itziar Aretxaga, astrofísica del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, (INAOE), aseguró que el problema de la mujer en el ámbito científico no es su experiencia individual, sino la experiencia colectiva; es decir, la discriminación por cuestiones de género, lo que ocasiona que el porcentaje que trabaja en ciencia y que es reconocida por su labor sea mucho menor del que debería ser.

La científica del INAOE agregó que si se toma el porcentaje de científicas en la actualidad, se demuestra que para el sexo femenino el terreno de juego no está nivelado: “las mujeres jugamos en desventaja”.