Sin precisar cuánto gastará ni los días en qué se ausentará, la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, justificó su viaje a Viena al anunciar que firmará un acuerdo en el que la capital poblana se comprometerá a contribuir en el desarrollo de las comunidades mundiales históricas.

Aseguró que el gasto de su primer viaje al extranjero como autoridad en Puebla será absorbido en su mayoría por los organizadores del taller y conferencia “Ciudades en Desarrollo y Preservación” y una parte mínima por el ayuntamiento, además que en el viaje solo la acompañara la titular de la Gerencia del Centro Histórico, Lilia Antonia Martínez.

Cuestionada sobre cuándo partiría al coloquio, se limitó a decir que será en esta semana y evitó precisar cuántos días estará ausente. “Es por supuesto esta semana, pero esta semana vamos y regresamos (…) No es casual que los ojos de otro continente, del trabajo de otra parte del mundo, nos estén viendo y tenemos sólo tres meses”, sostuvo.

Añadió que estará informando los resultados de su viaje y el momento en que se firme el acuerdo, esto a través de fotografías, pues dijo que viene de “una generación que está habituada a las selfies, de ser autodidacta y autosuficiente, vamos en esta dinámica”.

Argumentó que el viaje tiene como objetivo que Puebla sea reconocida internacionalmente, pues pese a los “rumores” de que podría perderse el título de patrimonio cultural de la humanidad, en el continente americano solamente Quito y Puebla fueron elegidas como ciudades que están atendiendo la preservación y promoción de su memoria histórica, procesos de revivir el Centro Histórico y como ciudades impulsoras de la igualdad de género.

Dicho reconocimiento, continuo, servirá para atraer inversiones a la ciudad, así como beneficios a la estrategia de seguridad y bienestar. “El beneficio que se está realizando y que va en función de la estrategia de seguridad, bienestar y mejoras. El trabajo que se va a lograr impulsar es tener a Puebla en el centro del mundo, es atraer inversiones.