Para solventar parte de los 7 millones de pesos anuales que representa el mantenimiento del Parque de Amalucan, el Ayuntamiento de Puebla analiza realizar cobros por el uso de sanitarios, canchas deportivas y estacionamiento, señaló el tesorero municipal, Armando Morales Aparicio.

En entrevista, señaló que las 74 hectáreas del parque requieren de mantenimiento y seguridad, para los que la Secretaría de Desarrollo Urbano requiere de siete millones de pesos al año.

Indicó que si bien la Ley de Ingresos 2019 no es susceptible de modificaciones, dentro de los conceptos se contempla el arrendamiento sobre el uso de canchas deportivas sin y con fines de lucro, en las que se privilegia su uso para el fomento del deporte, por lo que de avalarse firmarían convenio con el Instituto Municipal del Deporte. 

Dicha ley contempla, por ejemplo, que para la práctica individual de los deportes permitidos, por acceso a las instalaciones del Polideportivo José María Morelos y Pavón -siempre y cuando exista disponibilidad de tiempo y espacio- se pagará por persona: 6 pesos en el caso de los niños y 12 pesos para el casonde los adultos, así como tarifas por hora.

Mientras que en por el uso de los sanitarios públicos en mercados y bienes municipales, existe una tarifa de 5.50 pesos. Al señalar que los cobros por sanitarios y canchas pudieran no ser suficientes, comentó que también se analiza establecer una tarifa para el estacionamiento, la cual “no es un cobro nuevo, adicional, ni excesivo, es un cobro roznado que venía año con año dentro de la Ley de Ingresos”, aunque no precisó de cuánto sería.

Cuestionado sobre cuándo podrían aplicarse los cobros, dijo que aún se está valorando la situación socioeconómica de la zona para beneficiar a toda la ciudadanía.

Actualizarán padrón de licencias de funcionamiento

Durante su participación en la Comisión de Agenda 2030, explicó que desde 2013 no se lleva a cabo una actualización del padrón de licencias de funcionamiento, por lo que están trabajando en el tema para mejorar la recaudación.

Comentó que los cambios de sistema dificultaron la actualización del listado, no obstante confió que antes de concluir la administración se logre la depuración del padrón.

Lo anterior, dijo, se hará de autodeterminación para que empresarios acudan a la Tesorería para conocer el estatus de sus licencias de funcionamiento, pues algunas no son renovadas, esto al mencionar que cuando no han sido refrendadas en los dos años inmediatos anteriores, la dependencia que encabeza tiene la facultad de cancelarlas.